los profesionales médicos y los países de ingresos bajos y medios deben involucrarse en la lucha antitabaco mundial - Foundation for a Smoke-Free World

los profesionales médicos y los países de ingresos bajos y medios deben involucrarse en la lucha antitabaco mundial

El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS (el FCTC de la OMS) se negoció y adoptó para reducir la carga causada por el tabaco tanto en la salud como en las economías de los países más afectados. Los debates se centraron en los fumadores, los consumidores de tabaco y los cultivadores de tabaco, por lo que el FCTC abarcó tanto medidas para la demanda como para la oferta. Sin embargo, como ha revelado un informe de investigación reciente publicado en el British Medical Journal (BMJ), las acciones del FCTC no han dado lugar al gran impacto sobre el tabaquismo que muchos de los miembros de la comunidad sanitaria mundial esperaban cuando se anunció el tratado por primera vez.

Como señalamos en nuestra carta de respuesta a los autores de ese informe, para que el FCTC sea verdaderamente eficaz, la implementación de todos sus artículos es crucial junto con otros factores críticos que no se mencionan en su informe. En nuestra opinión, la falta de progreso y de impacto en las tasas de tabaquismo después de la adopción del FCTC provienen de un fracaso en el desarrollo de una metodología dirigida para los países de ingresos bajos y medios (LMIC). Para abordar los LMIC se requiere la traducción de evidencia de países de renta elevada utilizada durante el proceso de negociación del FCTC, la provisión de recursos para llevar a cabo investigaciones, la capacidad de hacer cumplir las leyes conformes al FCTC y los entornos de apoyo necesarios para que los fumadores puedan dejar de fumar.

Todos los profesionales médicos deben estar a la vanguardia de los esfuerzos para frenar el tabaquismo. Este es un papel que hemos desempeñado desde la década de 1960: El Informe de 1962 del Royal College of Physicians y el Informe de 1964 del cirujano general de EE. UU. sobre el tabaquismo y la salud siguen siendo a día de hoy ejemplos de trabajo innovador dirigido por profesionales médicos. De hecho, un estudio realizado por médicos británicos en la década de 1950 halló pruebas estadísticas de vínculos entre el tabaquismo y muchas enfermedades.

Todos los aspectos de la atención sanitaria están adoptando avances tecnológicos, los cánceres ahora se detectan en fases mucho más tempranas, y el sector privado trabaja codo con codo con profesionales médicos tanto en el cuidado clínico como en el preventivo. La profesión médica está mejor posicionada para aprovechar las oportunidades ofrecidas por la aparición de tecnologías disruptivas. Tenemos que liderar este trabajo con innovadores para dirigir una investigación que averigüe las necesidades del fumador y apoye los esfuerzos de los fumadores por dejar de fumar tabaco combustible.

La adopción del FCTC sigue siendo un momento decisivo para el control del tabaco y para elevar la importancia de poner fin al consumo de tabaco combustible en todo el mundo. Pero para alcanzar nuestro objetivo, debemos poner a los fumadores en el centro del debate. Incluyendo a los fumadores y sus perspectivas será la única manera de acelerar realmente el fin del consumo de tabaco combustible.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux

Powered by