Cómo las aseguradoras pueden ayudar a acabar con el tabaquismo - Foundation for a Smoke-Free World

¿Cómo pueden ayudar las aseguradoras a acabar con el humo?

Cuando las personas dejan de fumar, las aseguradoras de salud y vida ahorran dinero. Por tanto, el sector de los seguros tiene una oportunidad única de salvar vidas y al mismo tiempo mejorar los beneficios, una alineación de intereses que se conoce como valor compartido. De hecho, la industria global de seguros puede desempeñar un papel clave en la lucha contra el tabaco de fumar. Sin embargo, esta función suele pasarse por alto demasiado a menudo. Dedicada a lograr cambios en todo el ecosistema de la nicotina, el pilar Transformación de la Industria de la Fundación reconoce la importancia de las aseguradoras y de las iniciativas de valor compartido como táctica clave para este sector.

Las aseguradoras han utilizado estrategias de valor compartido durante décadas. Por ejemplo, Discovery Vitality, un programa de promoción de la salud validado científicamente, recompensa a los clientes por comportamientos saludables. En este sistema, los hábitos saludables dan lugar a beneficios tangibles para todas las partes involucradas: la aseguradora recibe menos reclamaciones y experimenta un aumento de los beneficios; el cliente recibe recompensas económicas y se vuelve más sano; y la sociedad se beneficia de un personal más productivo. Este mismo tipo de incentivación puede y debe usarse para fomentar el abandono del tabaco; no obstante, en primer lugar, puede que las aseguradoras deban reconsiderar los procedimientos estándar en esta área.

Marsh & McLennan (MMC) Advantage Insights publicó recientemente un informe sobre perspectivas de la aseguradora sobre los riesgos de fumar, con el apoyo de una subvención de investigación de la Fundación. El informe ofrece un resumen de las prácticas actuales relacionadas con los seguros ofrecidos a los fumadores y la forma en que se pueden mejorar estas prácticas. Por ejemplo, el informe revela que las herramientas estándar para detectar y clasificar a los fumadores tienen fallos y que existe una escasez de programas eficaces para el abandono del tabaco. El informe también indica que las aseguradoras no están seguras de cómo gestionar el riesgo del tabaco en el contexto de los nuevos productos de nicotina de daño reducido (p. ej., el snus, los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado). Finalmente, el informe destaca las innovaciones emergentes que podrían ayudar a identificar adecuadamente a los fumadores y motivarlos a dejarlo.

Estas innovaciones incluyen: biomarcadores mejorados para la detección del tabaquismo (p. ej., cambios en la metilación del ADN); la introducción de productos de nicotina “más limpios” (p. ej., snus y IQOS autorizados por la FDA); y plataformas de interacción con clientes (p. ej., Vitality) que puedan proporcionar la capacidad de reclasificar a los clientes si su estado de tabaquismo cambia. Por supuesto, estas importantes innovaciones no tienen valor si las aseguradoras no saben de ellas. Por lo tanto, la Fundación se está esforzando por educar a la industria de seguros sobre las herramientas existentes y emergentes que se pueden aprovechar para mejorar la salud de los clientes que fumen y mejorar la clasificación y detección de usuarios de nicotina. Dadas las recientes noticias con respecto a los posibles cambios en las políticas para los fumadores, esta formación es oportuna y crítica.

Según el informe de MMC, la mayoría de las aseguradoras adoptan un enfoque pasivo para la reducción de los riesgos relacionados con el consumo de tabaco y, en raras ocasiones, realizan un seguimiento de la efectividad de los programas de abandono del tabaco. Y aunque existen algunos programas validados para el abandono del tabaco que utilizan sensores de monóxido de carbono, así como estudios sobre el uso de incentivos económicos y productos de daño reducido, ninguna empresa combina estas tácticas para un enfoque integral para el abandono del tabaco y la clasificación de riesgos. Para cubrir esta brecha, la Fundación planea apoyar la industria de los seguros con InsurTech y los sectores de los biomarcadores en la creación de soluciones “listas para usar” para las aseguradoras.

En adelante, la Fundación destinará fondos a la transformación de la industria de seguros, incluido el desarrollo de programas validados para el abandono del tabaco que puedan ser utilizados por aseguradoras de salud, grandes empleadores y aseguradoras de vida. El éxito en este frente conllevará una mejora de la salud para millones de fumadores, un aumento de los beneficios para aquellos que les aseguran y un avance importante en el esfuerzo por lograr un mundo libre de humo.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux

Powered by